El fundador de Tesla, Elon Musk, tiene muy claro el camino que debe recorrer para convertirse
en el dueño y señor de la industria automotriz en el siglo XXI. Este joven empresario
estadounidense no solo se ‘atrevió’ hace un par de años a construir la fábrica de baterías
eléctricas más grande del mundo en Nevada, Estados Unidos. Ahora, repite su apuesta pero
en China. Según Wall Street Journal, la gigante de la tecnología construirá su segunda
megafábrica en Shanghái, China. El propósito de Musk es aprovechar la urgente necesidad de
ese país asiático para sustituir su amplio parque automotor, que opera con gasolina y diésel,
por vehículos eléctricos. Varias ciudades de ese país están literalmente asfixiadas por cuenta
de la polución. Tesla también presentó hace poco un seguro de accidentes a bajo precio y
diseñado para sus vehículos autónomos. Definitivamente, Elon Musk la tiene clara en este y
otros negocios.

One comment
  • A WordPress Commenter
    Posted on julio 24, 2018 at 12:38 am

    Hi, this is a comment.
    To get started with moderating, editing, and deleting comments, please visit the Comments screen in the dashboard.
    Commenter avatars come from Gravatar.

    Reply

Leave a comment